Conversando con la poeta Victoria Herreros

pOETA
Foto tomada del Facebook de Victoria Herreros, que data de 2016.

SANTIAGO-.Esta entrevista se gestó hace un par de años atrás y hoy felizmente la hemos recuperado para ustedes, a pesar de que el material no es nuevo, siempre es lindo hablar con una poeta.

Victoria Herreros Schenke o como le dicen sus más cercanos “Vicky” o “Vick”, es una vate oriunda del sur de Chile, específicamente de Ancud, tierra en donde la fantasía y el realismo a veces se mezclan, según sus palabras.

Cuando se originó esta conversación, ella se encontraba realizando su práctica profesional de Nutrición en Santiago, y a su vez  trabajaba en dos nuevas obras literarias: “Sur-realismo” y “Útero”.

Nos reveló que el mundo de las letras llegó a ella desde muy pequeña por diversos motivos. El primero, estudió en un colegio que la obligaba a escoger asignaturas como la literatura y el teatro, que se convirtieron en fuertes pilares en su quehacer poético.

Y, en segundo lugar, señala que el hotel en Ancud en donde Pablo Neruda vivió por un año y plasmó su primera novela le pertenecía a su familia, por ende aquella carga energética trascendió en la poeta.

La poeta dice que a pesar de leer a grandes vates nacionales como extranjeros, no se basa en ninguno en particular en cuanto a su estilo, el cual considera muy particular y propio.

-¿En qué año te lanzaste al mundo de la literatura?

-Fue en el año 2016 en donde empecé a dedicarme de manera seria y fue en los Juegos Florales (Valparaíso, 2016) en donde gané el primer lugar y también gané un lugar en el circuito literario.

-Creo que me hubiera demorado más en que alguien conociera mi obra (si no hubiera ganado en los Juegos Florales) y probablemente me hubiera demorado el triple en tener algún contacto.

Posteriormente a ello publicaría el libro “Beatriz” (2017), en la Editorial Signo en Santiago, obra en honor a su difunta hermana a quien intenta mantener en vida por medio de sus versos.

Además, con este primer trabajo se ganó una reputación en el circuito de escritores y  aquí te dejamos una gran reseña sobre el libro realizado por Victoria.

-¿Cuál es tu hábito para escribir?

-Si puedo pensar en un patrón, tengo siempre una libretita y un lápiz, y en el momento en que se me ocurre algo escribo. A veces puedo armar un texto completo de una o voy armando de aquí o allá.

-Y bueno, el poema “Beatriz” con el que gané los Juegos Florales lo escribí en una fila, esperando en la U no recuerdo qué. A veces, me he demorado meses en donde no me convence, no encuentro la palabra, la sensación que quiero expresar y es algo bastante complejo, con aristas y no es un proceso lineal en lo absoluto.

-Ahora que vives en Santiago ¿es un lugar que inspire escribir poesía?

-Santiago es muy inhóspito, quizás lo inhóspito te inspira otras cosas, lo que pasa es que el sur tiene una fuente de realismo-mágico, a diferencia de Santiago que es hostil,  contaminada, estresada, todos están apurados.

-Y yo en cambio voy escuchando música, camino a mi ritmo a pesar que la gente me pasa a chocar, pero no, el ritmo del sur o esa cosa que tiene el sureño no te lo quita nadie jaja.

-¿Qué destacarías de la capital para una futura pieza poética?

-Dentro de mi libro “Sur-realismo”, tengo algunas sensaciones de lo que es vivir acá y allá. Santiago no es una ciudad que la gente le cante, le escriba, ¿cachai?

-Tú estilo particular para declamar poesía, ¿cómo surgió?

-Es algo complejo de decir. Pero surgió como una propuesta personal que en el fondo trata de transmitir la palabra con el para lenguaje.

-Cuando la declamación está hecha en torno a la morfo sintaxis de la palabra, ¿cachai?, que tiene música, que tiene ritmo, que es lo que intento hacer al declamar, usando las manos, el cuerpo,  es un poco más para transmitir más que con la palabra, para expresar todas las formas del lenguaje en una misma presentación, en el fondo.

-La idea es que emocione, que te produzca algo, de hecho para escribir cuando necesito una palabra o un sinónimo busco algo que me provoque, en ese sentido soy súper intuitiva.

La experiencia de la poeta en un Festival Internacional

Victoria ha sido una poeta que ha vivido un sinfín de festivales a lo largo de su corta, pero gran experiencia en el mundo de las letras.

Desde Ancud, Rancagua, Santiago, Valparaíso, etc., ha participado en muchos encuentros a nivel nacional, en donde ha demostrado su valía, talento, belleza y sobre todo, su forma particular de declamar poesía.

Sin embargo, hubo una que recuerda con mucho cariño.

-¿Cómo fue tu experiencia en República Dominicana?

-Fue todo un tema, todo muy bonito. Postulé, ya que debías enviar un texto a Séptimo Festival Grito de Mujer y tenía algunos de mi próximo libro “Útero”, así que recibí la invitación y viajé con financiamiento propio.

-Allá, me quedé en la casa de Luis Carvajal, un poeta y activista dominicano ecológico, conocí un país muy similar al de Chile, con problemáticas iguales.

-También conocí mucho la ciudad de Santo Domingo, conocí muchos escritores, lugares turísticos y  es difícil decir cuál es la vanguardia (literaria) de un país, ya que como en Chile hay mucha producción literaria.

Poema de Beatriz

Para cerrar esta entrevista, te dejamos con el poema que le permitió ganar el primer lugar en los Juegos Florales 2016 en Valparaíso, le abrió una puerta en el circuito literario nacional y que considera mantiene viva el alma de su querida hermana.

Pero antes, si deseas conocer a la poeta, te dejamos su facebook en este apartado para que puedas conocerla de mejor manera y a su obra también.

“Beatriz”

En esta casa,

todos los espejos están rotos, desde que no estás,

nos reflejamos desfigurados y por partes, tus bellas fotografías ocupan su lugar,

pero están malogradas, y descoloridas,

como un viejo recuerdo, con medio cuerpo en el olvido,

porque tu nombre no se pronuncia,

porque tu ausencia nos acompaña desde lejos, pero implacablemente,

porque un pájaro gris vino una noche a buscarte, y se desangró por los ojos,

porque le sostuviste la mirada,

hasta que ciego se azotó contra todo lo que podía trizar.

En esta casa,

todas las ventanas están quebradas,

las dejamos así,

porque te esperamos con ansias,

pero tu recuerdo póstumo se fractura pisando los cristales desperdigados, porque el

retorno es una mera ilusión,

en la que aún insistimos en creer, nadie retorna, menos tú,

porque el pájaro gris te vigila con ojos rojos desde lo eterno,

porque las tumbas son prisiones certeras y absolutas,

porque no cerraste los ojos ante lo inminente,

porque no te queda carne en los huesos,

y porque desde que no estás, tu nombre no se pronuncia,

tu nombre no se pronuncia, Beatriz.

Viernes, 21 de Febrero de 2020/Entrevista #65

No olvides dejar tu like y seguir nuestra fanpage aquí. Si deseas ser parte de El Semáforo envía un artículo a elsemaforoquilpue@gmail.com y no olvides leer esto:   

Alberto Cecereu: “Este no es un estallido social. Es mucho más que eso”

Comentarios de Face

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*