¿Recuerdas como conociste a esa persona especial?

Hay momentos en la vida que creemos que son únicos e irrepetibles, a pesar que a medio mundo le ocurre, conocer a alguien especial siempre será un recuerdo imposible de olvidar.

En plena era digital, el amor también ha cambiado las tácticas para llegar a un mismo resultado: el enamoramiento de dos almas que estaban destinados a encontrarse, ya sea para bien o para mal.

Antes (como ahora), por lo general conocías a ese ser especial en la plaza, en el colegio, trabajo, en un evento social o por medio de un conocido, para después intentar conocerlo a través de fugaces (o adredes) coincidencias o encuentros forzados para culminar en la primera tan anhelada cita que imaginábamos apasionada como determinante.

Yo también viví, como muchos de ustedes, esas instancias de la vieja escuela del amor y también, como muchos de ustedes, me entregué a las nuevas posibilidades que otorga la tecnología para conocer a ese ser especial que tanto buscaba.

Fue en una red social en que conocí a Martina, nombre que jamás había conocido en alguien cercano y con quien creo aposté mis últimas esperanzas en aquel tiempo en darle una oportunidad más al amor.

A veces nos ponemos algo fatalistas ¿ no creen? No importa si tenemos 15, 20, 35 o más años, siempre creemos que no encontraremos el verdadero amor y nos resignamos a ello, justificando que no lo merecemos o que tal vez no se nos da, a pesar que muy en el interior nuestro nos quema un intenso deseo de poder entregar todo a un ser especial que sea capaz de compartir recíprocos sentimientos.

Así pensaba antes de conocer a Martina y tal vez ella también. No sé si tuvimos suerte, fue destinado o una simple coincidencia, pero recuerdo el día en que nos conocimos en persona después de hablar por un tiempo en diversas redes sociales.

Recuerdo las sensaciones físicas y emocionales que me provocaron esa primera vez que acaricié sus manos, sensaciones que le he confesado a ella no he vuelto a sentir.

Nuestra primera cita comenzó en un tibio encuentro que fue cambiando a medida que comenzamos a pasear, comer y reír, y que ha culminado en un relación de casi seis años con una hermosa bebé que ha llenado nuestras vidas. Es algo imposible de olvidar.

También es imposible resumir tantos sentimientos experimentados en un artículo que ya culminará, sin embargo ya sea que aquel amor que has experimentado haya triunfado o no, lo importante es pensar que hemos sido afortunados en encontrar a un ser especial que compartió parte de su vida con nosotros.

Ojala recuerdes a un ex amor con alegría, sin remordimientos, sin aferrarte al pasado porque no es malo recordar a alguien que te hizo sentir bien, lo malo es deternese en esa imagen y no avanzar en la vida. En cambio si puedes disfrutar ahora a ese ser especial eres afortunado y juntos escriban una increíble historia de amor que espero se puedan leer una y otra vez todas las veces que necesiten mientras sus corazones permanezcan juntos.

Domingo, 10 de Enero de 2021

No olvides dejar tu like y seguir nuestra fanpage aquí. Si deseas ser parte de El Semáforo envía un artículo a elsemaforoquilpue@gmail.com y no olvides leer esto:

¿Te has propuesto objetivos?

 

 

Comentarios de Face

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*