Mi viaje a Uyuni y otros maravillosos lugares

Uyuni
Columna #1. Viajar es hermoso, más si compartes esta experiencia con lindas amigas.
Comparte!

Me lancé a la vida, no fue un éxodo tan planeado, ni ahorré para eso, sólo usé el dinero de mi sueldo y emprendí el rumbo hacia mi primer viaje al extranjero.

No recuerdo el nombre de los muchos lugares hermosos que visité, sólo Uyuni (es por eso el título jaja) y tampoco sé cuántas horas de viaje son, pero al menos sé que son más de 1800 km desde mi querido Valpo hasta allá.

Uyuni es espectacular, todos vienen para disfrutar el salar, los geiseres y los lagos multicolores, pero a mí me encantó otra cosa, que descubrirás más abajo, así que lee, por favor.

La idea nació cuando junto a mis dos grandes amigas, Pilar Mutis y Lya Deride Haag, decidimos emprender en febrero esta aventura…recuerdo que estaba algo sentimental y deseaba escapar de Valparaíso, aunque jamás imaginé que sería tan lejos.

-(Ellas son mujeres luchonas, independientes, aventureras y llenas de positividad)-.

Así que imagínense, estaba feliz y emocionado…cargué una mochila de como cinco kilos y llena de expectativas dejando atrás a mis amigos, a mi familia, la pega y a no sé quién más y me aventuré con las niñas.

Llegamos hasta Santiago en bus y después volamos hasta Atacama, fue emocionante despegar porque con mis amigas nos tomamos de las manos y fue un momento memorable, muy gracioso.

A partir de ahí otro bus hasta la frontera con Bolivia…fue entonces que ese viaje abrió mis ojos, porque le damos mucho significado a algunos problemas que en verdad no son la gran cosa.

Además, pude mirar (nada más) el atractivo de los hombres bolivianos y la verdad, era uno de cien los bonitos nada más y no eran tan parecidos a nosotros, los chilenos.

¿Una anécdota? Mmm…para la Checha (el creador de El Semáforo), quien me lo preguntó.

Estábamos buscando un tour por San Pedro y de la nada sale un chico quien nos estaba ofreciendo un carrete en el desierto, me tenté, pero rechazamos la oferta porque nos pasamos rollos de que podría ser algo malo jaja.

El otro fue en medio de una celebración, ¿de qué era? No me acuerdo jaja, pero los residentes de ahí distinguían muy bien a los extranjeros y nos tiraban bombitas de agua.

Pero algo que guardaré siempre en mí, de mi viaje a Uyuni son aquellas noches estrelladas en los cielos bolivianos, fue lo más hermoso que he visto en mucho tiempo.

También la cultura, su gente, su fauna y clima son cosas que no olvidaré aunque las noches eran bastantes frías uff y algo que me desagradó, fue que casi nunca había agua en el WC, agg, jaja.

Fue un viaje que llenó todas mis expectativas, una rica experiencia y lo recomiendo completamente, aunque no volvería.

Ya que deseo ir  a otros lugares, como Ecuador y Brasil, por ejemplo…porque uno de mis grandes sueños es viajar hacia muchos lados para vivir lindas experiencias.

¡Así que, gente! ¡Arriésguese!, si tiene algo en mente hágalo y no lo deje en un “puede ser”… yo me atreví y fue la mejor experiencia de mi vida y vendrán más.

Martes 02 de octubre de 2018

Danos tu like en nuestro Fanpage pinchando aquí. Gracias! Puedes leer también:

Ser madre primeriza después de los treinta

Comparte!

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*