25 de Noviembre: El día de las Mariposas

Mariposas
Scarlette Olguín Castro nos invita a reflexionar y a recordar que en un 25 de noviembre, es una fecha para celebrar la lucha en contra de la violencia de la mujer en diferentes aspectos honrando la memoria de "Las Mariposas" o las hermanas Mirabal, quienes fueron cruelmente asesinadas.

El 25 de noviembre de 1960 la sangrienta dictadura de Rafael Leónidas Trujillo, a través de sus servicios de seguridad asesina a tres hermanas opositoras al régimen. Estas hermanas eran llamadas “las mariposas”, debido al nombre político de una de ellas.

Las hermanas Patria, Minerva y María Teresa Mirabal entregaron la vida en búsqueda de la libertad y la democracia, es por ello que a estas dominicanas se les conmemora cada año desde 1981 cuando el 1er Encuentro feminista de Latinoamérica y el Caribe lo declara  Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

Nuestro país ha vivido en carne propia  las atrocidades de las dictaduras. En días como estos pienso en Michelle Peña embarazada de siete meses asesinada por los servicios de seguridad de la Dictadura de Pinochet, pienso en Carolina Wiff  la asistente social detenida y desaparecida, pienso en Juanita Cofré joven militante mapuche detenida desaparecida, pienso en 137 mariposas asesinadas o detenidas y hechas desaparecidas  por buscar la libertad y la democracia.  Nueve de ellas estaban embarazadas.

Tenemos que entender que no existe un solo tipo de violencia.  Muchas veces los casos más brutales y monstruosos como los que pasaron nuestras compañeras en la dictadura, nublan nuestra visión para luchar y repudiar actos de violencia que nos son cotidianos y normalizados. Las mujeres sufrimos, día a día, diferentes tipos de violencia de género: física, sexual, verbal o psicológica, manifestándose en diversos ámbitos de la vida social, laboral y política de las mujeres. Como consecuencia genera una discriminación tanto en las leyes como en la práctica, profundizando las desigualdades, de un modelo en sí mismo desigual, a razón del género.  Todos hemos escuchado frases como “compórtese como señorita”, “deberías ser más femenina”,”, “las mujeres son más emocionales que los hombres”, “hay carreras para hombres y para mujeres”, “si un niño te trata mal es porque le gustas”, “se lo busco por andar vestida así”, “fue un crimen pasional”. En todas ellas vemos que existe un sentido de posesión del hombre hacia la mujer, una desvalorización de la mujer y lo femenino y una naturalización de la violencia desde la infancia. No existen provocaciones, ni contextos que justifiquen agresiones. El único culpable es quien ejerce la violencia. No existen crímenes pasionales ni por celos ni por amor, sino que son formas de asesinato que implican un problema profundo, posesión.

Amnistía internacional gráfica la violencia contra la mujer como un iceberg  donde lo visible, lo que flota sobre el agua, la porción  más pequeña del tempano de hielo corresponde al  asesinato, agresión física, violación, amenazar, gritar e insultar; mientras que oculto bajo la superficie inmediatamente por debajo de la línea de flotación encontramos una forma invisible que impacta de manera negativa en la identidad y bienestar social de una mujer como lo son humillar, desvalorizar, despreciar, culpabilizar o el chantaje emocional;  luego en lo profundo del mar, en el  lugar  más inferior del iceberg encontramos una forma sutil e invisible de violencia como lo son el humor sexista, controlar, invisibilización, lenguaje sexista y anulación, por cierto, las dos últimas formas de violencia que se ocultan bajo el agua corresponden a la porción más grande del tempano.

La lucha contra la violencia de género y la violencia contra la mujer es una lucha ardua y a largo plazo, ya que está anclada en lo profundo de nuestro sistema y nuestra cultura, tenemos que combatir contra miles de años en los que se ha configurado el rol asociado a la mujer. Nosotras queremos la libertad para movernos en los diferentes roles que la vida nos puede entregar, de acuerdo a nuestros gustos, sueños y aspiraciones. Lo más lindo es el potencial que tenemos para elegir uno o todos los roles que nos hagan felices. Es por ello que, como todos los años, conmemoro el 25 de noviembre, el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, porque tres hermanas nos enseñaron que podíamos volar libres como mariposas.

Por Scarlette Olguín Castro.

Para saber más sobre nuestra amiga puedes mirar la entrevista que le realizamos  pinchando aquí y además puedes seguirla en su página de FacebookInstagram o Twitter .

Lunes, 25  de Noviembre de 2019

No olvides dejar tu like y seguir nuestra fanpage aquí. Si deseas ser parte de El Semáforo envía un artículo a elsemaforoquilpue@gmail.com y no olvides leer esto:

Manifiesto de un Cola

Comentarios de Face

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*