Adiós Dolores O´Riordan, adiós líder de The Cranberries

Dolores
Comparte!

Se fue de la manera más repentina y silenciosamente posible,  guardando para sí misma, todos los dolores que padeció y que a veces, una canción no basta para expresarlos.

Muchos pensaban que Dolores O´Riordan por ser reconocida en el mundo, nada le faltaría, pero a ella le robaron algo en la infancia que jamás  se recupera.

Aunque haya reconocido a bastos medios que se sobrepuso al abuso que recibió entre los 8 a 12 años de edad, lo cierto es que aquella herida jamás cicatrizó.

En los inicios de los 90, cuando el Grunge sonaba fuerte y con autoridad,  el que identificaba a muchos jóvenes debido a su letra e intérpretes, de alguna manera, conectó con O´Riordan.

¿Cómo definir el Grunge? Pues piensa en Kurt Cobain, Crhris  Cornell y ahora en Dolores, entonces, analiza las semejanzas.

Por ejemplo, ellos no tomaron la guitarra ni un lápiz para plasmar una idea musical para que se convirtiera en un hit  que sonara en la radio y así realizar tocatas, imaginándose famosos.

Por el contrario, el Grunge, fue un movimiento que se caracterizó porque personas como Dolores, entregaba un contenido profundo, versátil hasta poético,  en las letras de sus canciones y un rechazo a ciertas actitudes de la sociedad.

De esa manera, desde el álbum debut en 1993 “Everybody Else Is Doing It, So Why Can´t We?”, disco que vendería más de 40 millones de copia, The Cranberries sería aquella parte de Dolores que el mundo sólo conocería como una exitosa vocalista de rock.

La fama no puede retirar nuestras manchas más dolorosas ni mucho menos  hacer olvidar que ciertos eventos no sucedieron.

Mientras escuchas la voz inconfundible de O´Riordan ¿Te la imaginas en un ataque de bipolaridad o llorando la pérdida de su matrimonio de veinte años?

Nosotros, los fans, los admiradores, los oyentes, etc., a veces no reparamos que aquella mega estrella levantada por la industria de la música, quiera o no, es un ser humano, al igual que tú o yo, con inseguridades y miedos.

Entonces, cuando escuchas, lees o te cuentan que aquella frágil mujer muere a los 46 años de edad, en un hotel de Londres, en plena grabación de algo, de inmediato te cuestionas algo.

Muchos pensaban que era para siempre, un ente inmortal, pero murió como tú lo harás y yo, a nuestro debido tiempo, pero la diferencia es que mutó a leyenda.

Ella se llevó todas las penas, aquellos momentos que no logró olvidar (¿Y quién podría?) hasta un lugar del cual, por el momento no podemos llegar.

Sin embargo, nos legó una vasta obra musical para deleitarnos como a sus tres hijos, quienes de seguro, la recordarán de otra manera, muy distinto a los millones de fans.

De seguro, para los admiradores, ella era un ser perfecto, alguien a quien imitar, una inspiración musical y demás sandeces.

Para mí, obvio de ser talentosa musicalmente, era una mujer que trató cortar de raíz su pasado y que al final, logró soportar hasta lo que más pudo.

No sé cuál de todas las canciones de The Cranberries es mi favorita, creo que tendré que seguir escuchando una hasta que me guste más que otra…

…pero con la pena que Dolores O´Riordan se fue por siempre.

Adiós Dolores O´Riordan, adiós líder de The Cranberries

Dolores
Soy Sergio Muñoz, Director El Semáforo. Estoy en Twitter @fuentesmunozS , pero no escribo mucho y me molesta los trolls de ese sitio.

 

 

 

 

 

 

 

 

Danos tu like en nuestro Fanpage pinchando aquí. Gracias!

Búsqueda de Trabajo

Comparte!

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*