Blog de Papá: #1 Ser Padre.

Padre Vida
El primer mes de vida de un bebé pasa en un abrir y cerrar de ojos.
Comparte!

Hace unas semanas atrás nació mi primer bebé, jamás podré olvidar ese maravilloso momento en que una matrona que me cayó mal dijo sarcásticamente:-“siempre tendremos la seguridad de saber quién es la mamá”-.

Pues aquellas palabras no me causaron indiferencia alguna, por el contrario reflexioné en cuanto mi nuevo rol como padre, el cual ya es diferente al de mi papá, abuelo y al de otros padres del pasado.

Los padres de hoy en día ya no deben solamente proveer alimentos, dinero, etc., sino también deben compartir alegrías, penas, momentos de diversión, de ocio, aprendizaje mutuo, sueños y un sinfín de cosas con sus hijos, porque si después no lo hacen, ya es algo que jamás podrán recuperar.

Para ser franco, me diferencio de mi padre en que yo desee serlo y él no. Esto es algo que esperaba no sólo para vivir la experiencia, sino también para crecer, a diferencia del mío que vio en mis hermanos y en mí una carga económica, como si fuéramos culpables por eso…él no vio la posibilidad que yo veo de poder construir algo diferente a lo que vivimos.

En esta nueva era, pese a que las matronas y especialistas instan a todas las madres a incentivar al bebé a consumir leche materna, el uso de fórmulas o relleno en nuestro caso lo recibo con alegría, puesto que es una oportunidad única que poseemos pocos padres de poder trabajar el apego con nuestros recién nacidos.

Es una sensación maravillosa, hasta inefable (excepto cuando me pilla casi durmiendo en madrugada jeje), entregar a nuestro bebé no sólo alimento tan importante, sino poder desarrollar con éste el sentido de la confianza, dependencia y la necesidad de ayuda que por naturaleza posee en nosotros y el poder estar ahí, en ese instante que siempre ha sido un rol exclusivo de la mujer, en verdad es algo que aprecio mucho, pese a que si nuestra bebé hubiera consumido leche materna mi billetera lo agradecería.

(¡Mientras escribo acaba de temblar! Me hizo olvidar una idea maldición jeje. Temí que mi bebé se despertará, que llorara y que no pudiera dormir más en paz, pero ella felizmente no despertó, posee un sueño muy pesado).

En este primer artículo de nuestra nueva categoría “Blog de Papá” quiero invitarlos a ustedes a reflexionar sobre esta nueva concepción sobre la figura paterna, tal vez existan lectores que ya eran papás modernos años atrás, lustros y/o décadas, pero la diferencia es que eran contados con los dedos, y  ahora es una realidad bastante común en muchos hogares.

¿A qué me refiero a que sean “papás modernos”? Pues en el Hospital había mucha publicidad respecto al apoyo que debemos brindar a nuestras parejas en estos momentos, de poder ser un aporte en el hogar desde cosas tan básicas como lavar los trastes hasta asistir a nuestros propios hijos, puesto que hasta no más de un par de décadas el macho alfa no se encargaba de eso, para eso estaba la “señora”, mientras él se ganaba el pan en la pega, ella en la casa debía cumplir con el bebé y luego con él cuando llegase este muy cansado del trabajo.

No existe un manual para aprender a ser papá, ni el mejor tutorial en Youtube te podrá salvar del llanto descontrolado de tu bebé en plena madrugada ni consejos de nadie, puesto que es algo que debemos descubrir por nosotros mismos, casi por instinto paternal…aunque algo esencial que debemos trabajar siempre es la paciencia, ponernos en el lugar de nuestro bebé, recordar que también fuimos como él, llorones, cagones, meones, hiper dependientes y sensible ante todo.

Si estás por convertirte en un padre, si lo eres en la práctica y si lo fuiste (todo esto en referencia al cuidado de un bebé) te invito a que compartas tu experiencia y entre todos hagamos algo que sirva para la futura generación de padres y para mí en estos momentos.

Porque no existe el padre perfecto, no existe tampoco todo el tiempo del mundo para poder dedicarnos a nuestros bebés, la misma sociedad te empuja a salir de la casa para trabajar y sólo por eso perderemos siempre horas de poder estar con nuestro amado querubín, así que por eso debes aprovechar cada hora, minuto y segundo que puedas pese a que tengas muchísimo sueño o estés frustrado, disfruta el momento, disfruta el bebé, el tiempo pasa muy deprisa.

Para cerrar este primer artículo del blog, he pensado en la siguiente frase:-“No intentes ser el mejor padre, sólo sé un padre, abraza a tu bebé cuando te necesite y abrázalo a éste cuando tú lo necesites” (¿Qué tal?).

Espero podamos compartir experiencias, historias y que vayamos creciendo juntos en esta hermosa empresa, aventura, desafío, obligación, deseo, etc., como lo es ser un padre. ¡Hasta la próxima padres semaforinos!

Miércoles, 27 de marzo de 2019

No olvides dejar tu like y seguir nuestra fanpage aquí. Si deseas ser parte de El Semáforo envía un artículo a elsemaforoquilpue@gmail.com y no olvides leer esto:

Finalísima Copa Frutillar 2019

Comentarios de Face
Comparte!

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*