Recordando a José Luis Estay, destacado comunicador social

VALPARAÍSO-.Este lunes 28 de septiembre, del presente año (2020),  lamentamos la partida de nuestro amigo José Luis Estay a sus 59 años, animador y director  del programa enfocado al deporte amateur  “Por amor a la camiseta”.

Como homenaje póstumo al gran comunicador social publicamos en El Semáforo una crónica periodística, realizada como un ejercicio de redacción, en marzo del 2016 por el entonces estudiante de periodismo (Upla) Giorgio Vecchiola en su camino a ser periodista.

Un saludo al cielo al gran comunicador social que ya ha partido y sin más preámbulos, a continuación la entrevista que realizó Giorgio al gran hombre de radio y de las comunicaciones en nuestra región, que esperamos inspiren no sólo a medios como el nuestro, sino a otros a seguir trabajando para encontrar aquel sello y constancia que nos legó José Luis Estay.

7 de marzo de 2016

Por: Giorgio Vecchiola

 José Luis Estay animador y director  de “Por amor a la camiseta” 

Con los pies en la cancha

El destacado comunicador social cuenta su trayectoria. 

José Luis Estay, locutor y director de 54 años, reconocido por su trayectoria en el programa radial “Por amor a la camiseta”, el cual lleva más de cuatro décadas al aire difundiendo el deporte amateur de la quinta región. Éste se trasmite por Radio Corporación AM los lunes, miércoles, jueves y viernes de 15:00 a 16:00 y por las redes sociales  a través de su Fanpage.

José Luis hace un alto en las trasmisiones para conversar y hacer un recuento a su trayectoria como comunicador social y profundizar íntimamente en su vida y sus sentimientos.        

Los inicios de un grande

Los  inicios de José Luis Estay en la comunicación fueron de la mano de su papá Willy Estay, reconocido periodista fundador del programa “Por amor a la camiseta”. Comenta que al principio acompañaba a su padre a reportear cuando trabajaba en la Radio Cooperativa en la sección deportes, le ayudaba a tirar el cable de la radio “eran varios metros, se ponían detrás de los arcos y después se tenía que enrollar todo ese cable, yo era una especie de ayudante técnico de él, eso me permitía ganarme unos pesos”.

Después con el tiempo pasó a hacer notas y a leer las cartas que llegaban al programa de su progenitor, señala con nostalgia: “en el colegio yo relataba pasajes de partidos y mis amigos me decían que lo hacía bien, debo haber tenido como unos 17 años, un día me escuchó un técnico de la radio relatar y me dijo que tenía pasta para la radio” pero su padre pensaba otra cosa argumentando que la voz de José Luis era muy suave.

Con el tiempo esos dichos fueron cada vez perdiendo más peso: “un día me llama Rogelio Marciel, técnico de la Radio Cooperativa y me pasó un wokitoki gigante, que se usaban en esos tiempos, él me mandó al estadio Osmán Pérez Freire a cubrir el campeonato nocturno, después de eso me contrataron y mi primer partido fue uno de Everton contra la Unión Española el cual tuve el agrado de cubrirlo con mi papá” cuenta José Luis.

Por amor a la camiseta 

Al principio, hubieron muchos roces entre José Luis y Willy por las distintas formas de ver la comunicación que tenían, sin embargo los unía la pasión por el deporte amateur, ese sentimiento fue traspasado a su público que lo seguía.

“Por amor a la camiseta” ha pasado por las mejores emisoras: la Radio Portales, Radio Cooperativa, Radio Nacional de Chile entre otras, siempre destacando su sello característico “yo creo, que lo más importante de un trabajador es el sello que uno le pone a su labor” plantea José Luis.

Este programa familiar con el paso de los años fue heredado de su padre a José Luis, “después de que mi padre enfermó, no pudo seguir con el programa y me pidió que yo asumiera su cargo como locutor” con esta responsabilidad a su cargo, José Luis fue tomando las riendas y le hizo unos cambios, se cambió de radio, de la radio Litoral a la Valparaíso, cambió los auspiciadores, la estructuras del programa, haciéndolo más comercial, valorándolo más como difusor del deporte amateur.

“Yo no soy periodista, soy un comunicador, lo único que tengo es la escuela de la calle, pero la perseverancia y la pasión me ha mantenido haciendo el programa” dice muy enérgico José Luis, reconoce que su padre le dejó una buena escuela, la de salir a buscar la noticia y no quedarse con la de los diarios.

Esto ha caracterizado su labor como comunicador llegando a ser jefe de prensa en el Canal de la Costa (Quintero), un canal regional trasmitido por TV cable “no habían muchas noticias  por Ventana o Quintero así que uno tenía que buscarlas, yo soy un buscador de noticias, tomaba un auto subía la ultima loma del cerro y bajábamos con el camarógrafo a buscar noticias, veíamos que un grupo de vecinos se juntaba, nos bajábamos a ver qué pasaba, ellos ya nos identificaban y nos relataban su problemática y eso entraba en el noticiero, esas noticias “caseras” como para ponerles un nombre no te salen en los comunicados de prensa, ni en algún otro medio” señala.

Después de hacer su labor en el canal José Luis tenía que viajar a Valparaíso a la Radio Agricultura a realizar “Por amor a la camiseta” cumpliendo la promesa que le hizo a su padre.

A la fecha se han celebrado dos veces el aniversario del programa, que lleva más de cuarenta años al aire “el ultimo aniversario lo hice en honor a mi padre, yo estaba en la Radio Valparaíso y la ceremonia la realicé en el teatro municipal de Viña del Mar.

En ese tiempo, mi padre estaba vivo y lo llevamos, fue para mí como un pago, en el fondo eso es lo que yo quería. Es el recuerdo que le dejé a mi padre por haber continuado con su legado” José Luis recuerda con emotividad ese momento que lo llenó de orgullo, el mismo orgullo que lleva hoy al seguir haciendo  día a día “Por amor a la camiseta”.

Superando las adversidades    

Lamentablemente, José Luis Estay hoy no está pasando por sus mejores momentos, pero aún así sigue haciendo el programa con la ayuda de su hijo  Sebastián Estay, quien es su mano derecha y co-animador.

“Aun hay gente que no sabe en la condición que estoy, las personas me saludan en la calle y ni siquiera se dan cuenta que estoy medio ciego” dice con la voz entrecortada, pero no se echa a morir y comenta que a pesar de su impedimento gestiona todo lo administrativo del programa, las entrevistas, las polémicas, habla con las autoridades, etc.

José Luis explica “No lo he hecho público el tema de mi ceguera, me duele porque la gente no sabe que yo no veo, debo hablarles y explicarles que mi situación ya no es la misma. Igualmente es muy buena y positiva la muestra de afecto y cariño que me da el público, es muy gratificante”.

A pesar de su enfermedad, José Luis ha logrado proyectar “Por amor a la camiseta”, dice que las nuevas tecnologías computacionales mantienen con vida el programa, el cual potencia a través de las redes sociales y eso lo mantiene contento.

“Mi padre me decía que no muriera el programa y yo daba la pelea. Ahora me toca a mí y me pregunto, qué va a pasar con el programa si mi hijo Sebastián no vibra con esto, tendrá que llegar a su fin. Pero tengo la sensación de que aun hay ganas, yo aun tengo las ganas, no sé hasta dónde llegarán” reflexiona José Luis  pensativo.

El amor por el deporte amateur

La pasión por el deporte es algo inherente en la familia Estay al igual que la comunicación, eso se lleva de vocación argumenta José Luis, “a mi padre le decían que no se metiera en el deporte amateur, que no valía la pena, pero él decía que a la gente le gusta escucharse, aprendí mucho del campo amateur, es muy rico en muchas cosas, tú te encuentras con gente de diferentes niveles sociales, pero todos son personas muy respetuosas que cuando te acercas a entrevistarlas, te demuestran su inquietud, malestar o simplemente su opinión para que pudiera ser escuchada por la radio”

¿Cómo está actualmente al futbol amateur?

“En el futbol amateur hay muchas aristas, el futbol esta manejado políticamente, hay muchos operadores políticos  deportivos, en cambio hay otros que lo hacen por amor a la camiseta…el futbol amateur ha mejorado en su infraestructura pero ha empeorado en violencia, lamentablemente la gente no respeta el espectáculo, es como si se fuera a desahogar, hay mucha droga y mucho alcoholismo, es un problema cultural”

¿Qué le diría a la gente que ha seguido “Por amor a la camiseta” todos estos años?

“Hemos  trasmitido tantos torneos, tantos  partidos, aniversarios de los clubes deportivos amateur que la gente lo agradece… y también agradecerles a ellos por el tiempo, por el acompañamiento. El deporte amateur tiene gente muy buena, muy cariñosa y solidaria, agradecer a los seguidores, nunca me he preocupado por la sintonía, uno se da cuenta cuando va recorriendo los lugares y te van hablando del programa que es escuchado y eso es muy bonito”.

Viernes, 02 de Octubre  de 2020/Entrevista #77

No olvides dejar tu like y seguir nuestra fanpage aquí. Si deseas ser parte de El Semáforo envía un artículo a elsemaforoquilpue@gmail.com y no olvides leer esto:  

Lía D’acosta, multifacética escritora de Buin

Comentarios de Face

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*