Sobre los Sueños y otros asuntos

Sueños.
Columna #11. Sigue a El Semáforo por Twitter: @TheSemáforo y a Sergio Muñoz por: @fuentesmunozS
Comparte!

No todas las personas poseen sueños, ya sea imaginándose cumplir algún vehemente deseo estando despierto o cuando duermen imaginar que viven aventuras oníricas extraordinarias.

Los sueños han sido un paradigma para la humanidad durante toda nuestra existencia. Desde los brujos ancestrales hasta la moderna medicina, hemos intentado descifrar sus diversos significados.

Cuando era más joven, soñaba cosas como que desde mi garganta brotaba una cuerda, la cual la sentía tan real y molesta hasta   presenciaba espectaculares tsunamis, bueno, hasta ahora.

Para cada una de estas ilusiones mentales, ya existen interpretaciones que en verdad pueden dejarte asombrado, sin embargo, son propias de un tipo muy normal, nada extraordinario y es entonces que me pregunto:

-“¿Qué cosas soñaran los famosos, los líderes de opinión, los poderosos, los grandes de la historia y/o quienes nos inspiran, sin más?”-.

Alexis Sánchez, por ejemplo, soñó convertirse en futbolista, como muchos, pero ¿habrá imaginado ser aquel jugador chileno que le regalaría la primera copa internacional a la selección chilena?

O que me pueden decir de Steve Jobs ¿en verdad un día el despertó pensando que iba a cambiar por completo el modo en que las personas hoy en día interactúan y de paso, diversos tipos de mercados?

Y para acabar con las ejemplificaciones, un tal Pepé Mujica, el “Presidente Pobre”,  cuando estuvo varios años preso ¿soñó en convertirse en Presidente del Uruguay? Aunque él deseaba en verdad, cambiar al mundo.

Muchas personas en este mundo coincidimos en que soñamos algo, sin importar qué, lo que nos diferencia al final, es que algunos cumplen sus sueños y otros no (como yo, al menos en los más relevantes).

También es increíble pensar que nuestras vidas, al menos la mitad del tiempo, se nos pasa durmiendo. Y en este último párrafo quiero detenerme, ya que muchos  dejamos nuestros sueños dormidos.

Sánchez, Jobs y Mújica, son grandes porque lucharon desde distintas trincheras por lo que más anhelaban cumplir, por más que podamos leer una que otra biografía, escuchar una entrevista o que alguien nos cuente sobre estos personajes, jamás podremos imaginar qué tanto sacrificaron por intentar alcanzar sus sueños.

Éstos jamás dejaron dormir lo que más los apasionaba y es por eso que se han convertido en una fuente de inspiración, motivación y admiración para millones de personas ¿y qué pasa contigo, conmigo o con nosotros?

Creo que es un problema de enfoque. Nos pasamos la vida intentado descubrir un sueño al cual aferrarnos, para justificar nuestros deseos y hasta existencia.

A quienes he nombrado, tuvieron claro lo que deseaban hacer desde un momento exacto y es por eso que se concentraron para alcanzarlo.

Eso les permite enfocarse en sus logros más inmediatos, qué cosas hacer, cuáles evitar, a quiénes conocer y a que negarse, dándose el lujo de ir desechando experiencias que tal vez para nosotros serían fantásticas en vivir.

Y mientras aún estamos intentando imaginar lo que deseamos ser, sin importar nuestra edad, situación económica, social y hasta académica, el tiempo pasa, no perdona, y vamos perdiendo oportunidades, por estar desenfocados.

A veces no basta con soñar, sino más bien hay que actuar. Un día despertaremos con tantos deseos de no solo cambiar al mundo, sino a nosotros mismos, pero ya será tarde.

Después de mirarnos al espejo y notar que el paso del tiempo en nosotros ha dejado algo que ya no podemos cambiar, tal vez las energías desaparezcan y te deprimas por no haber vivido la vida que siempre soñaste.

No vivas sin un sueño, no te permitas ignorar aquello que tu corazón anhela hacer ni tampoco que tus compromisos más inmediatos te distraigan de tus verdaderos anhelos, aquellos que tanto nos llenan.

Arrójate al océano, relaja tu cuerpo sobre el agua y mira hacia el cielo nada más e imagina aquel sueño que deseas cumplir, imagina lo que dirás a tus amigos y seres querido cuando lo hayas cumplido e imagina que como los grandes de la historia, deberás hacer sacrificios para verlo cumplido.

La vida es muy corta para no vivirla y para no al menos, luchar por un sueño.

Lunes, 3 de Diciembre de 2018

Danos tu like en nuestro Fanpage pinchando aquí. Gracias! Puedes leer también:

¿Qué es más grande, la estatua de la Unidad  o Gandhi?

Comparte!

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*